Música y cerebro: ¿mejora o empeora mi capacidad de conducir?

– Cambia eso, por favor, que me está taladrando la cabeza.

– ¿Qué dices? A mí me encanta está música para conducir. Me ánima. Incluso, me relaja.

beetle-155267_640
Música en el coche: ¿si o no?

Seguramente, alguna vez habrás tenido este tipo de conversaciones con un amigo, con una pareja o con tus hijos, porque es evidente que todos tenemos nuestro particular gusto musical. Y en el coche se acentúa, porque es un espacio en el que no hay escapatoria. Antes de arrancar seleccionamos la emisora de radio que nos gusta, antes de iniciar un viaje buscamos los CDs que vamos a querer escuchar o preparamos una lista de Spotify; todo ello para hacer nuestra conducción más agradable. Pero, ¿qué pasa en nuestro cerebro cuando escuchamos música al conducir? ¿Mejora nuestros reflejos? ¿Es bueno para la atención?

Hace unos días, un amigo que trabaja en temas de seguridad vial me preguntaba sobre estas cuestiones. Como ya os he comentado alguna vez, con esto de ser neuróloga, me plantean todo tipo de preguntas interesantes qué no sé contestar (¡de primeras!). Me toca revisar la literatura científica que, en este tema, os advierto que es escasa. Hay pocos estudios que aborden esta cuestión, lo cual llama la atención, porque el conducir es una actividad cotidiana para muchos y los accidentes de coche una de las primeras causas de muerte en gente joven en occidente. Es un tema complejo y difícil de investigar, debido a la cantidad de variables que se barajan. La mayoría de los estudios utilizan simuladores de conducción para controlar todas las situaciones posibles: recorrido sencillo, con muchas curvas, más o menos luz, escuchando música… música rápida, música lenta, prácticamente inaudible, a tope…

kpsdmeuahrg-mpho-mojapelo

Como hemos visto en otra entrada sobre los efectos de la música, esta activa nuestro sistema límbico y, si nos gusta, evocará emociones positivas y placenteras. También puede activar nuestra capacidad de concentración, que se encuentra en la corteza frontal, ya mencionada en otras ocasiones porque también se activa a la hora de tomar decisiones y cuando se estimula la creatividad. La mayoría de los estudios sobre el efecto de la música en la conducción apuntan a que la música nos hace el viaje más placentero y, a la hora del rendimiento del conductor, en general, ayuda a mantener el nivel de alerta y no es, por sí misma, causa de más errores en la conducción (1,2). Se ha demostrado que escuchar música supone un esfuerzo mental para el conductor, que puede resultar útil para no caer en el aburrimiento y mantener un buen estado de alerta (1).

Algunos autores, incluso, proponen un sistema que detecta el cansancio y la somnoliencia acoplado a una selección musical con capacidad de despertar y activar al individuo (todo ello monitorizado a través de  la detección de ondas cerebrales recogidas por un electroencefalograma portátil y sin cables) (3). Parece ciencia ficción pero es relativamente fácil: registro tu actividad cerebral, si detecto que te estás quedando dormido, empieza a sonar la marcha de Ravel, a volumen potente pero no alarmante, para que te despiertes.

Sin embargo, un estudio bien diseñado en conductores noveles mostró que la música puede empeorar la conducción en estos jóvenes (4). Probablemente, esa sobre carga mental que supone escuchar música, puede distraer de la conducción cuando todavía no se tienen desarrollados los mecanismos que hacen de conducir algo automático.

cd-158817_640
¿Quién escoge la música?

¿Quién escoge la música? Esta es otra variable importante a la hora de decidir si la música en el coche es beneficiosa o no. Un estudio realizado con 70 conductores mostró que la música impuesta por un tercero empeora el rendimiento del conductor. Sin embargo, cuando los conductores podían escoger su música, mejoraba la capacidad para conducir y disminuían los errores (5). A los expertos en seguridad vial esto no les sorprende. Ellos siempre recomiendan que el conductor debe buscar su comodidad, la temperatura adecuada, el sillón a su medida, la ventana bajada o subida, etc. Y esto incluye la selección musical.

En fin, espero haber respondido a la pregunta ¿música en el coche: si o no? Por lo menos, ahora tienes una buena excusa para que desaparezca  _ _ _ _ _ _ (imagina aquí tu grupo o género musical más odiado) de la esfera de tu coche para dar paso a ¡la  música que más te apetezca!

Firmado: Mónica Kurtis

Referencias

  1. Unal AB, Steg L, Epstude K. The influence of music on mental effort and driving performance. Accid Anal Prev. 2012;48:271-8.
  2. Van der Zwaag MD, Dijksterhuis C, de Waard D, Mulder BL, Westerink JH, Brookhuis KA. The influence of music on mood and performance while driving. Ergonomics. 2012;55(1):12-22.
  3. Liu NH, Chiang CY, Hsu HM. Improving driver alertness through music selection using a mobile EEG to detect brainwaves. Sensors (Basel). 2013;13(7):8199-221.
  4. Brodsky W, Slor Z. Background music as a risk factor for distraction among young-novice drivers. Accid Anal Prev. 2013;59:382-93.
  5. Cassidy GG, Macdonald RA. The effects of music on time perception and performance of a driving game. Scand J Psychol. 2010;51(6):455-64.

*La foto de la radio del coche es de Mpho Mojapelo, Unsplash

7 comentarios en “Música y cerebro: ¿mejora o empeora mi capacidad de conducir?

  1. Nunca me lo había planteado porque soy de las que siempre y de forma automática pongo la música cuando voy a conducir, pero después de leer ésto la pondré con mayor motivo.
    Muy interesante. Gracias Mónica.

    1. No lo he comentado antes y aprovechó ahora. Por seguridad, nunca con el coche en marcha, siempre debemos elegir y poner nuestra música en parada, antes de empezar la conducción.

  2. Disfruto de la música en el coche pero solo cuando voy de pasajera. Si la conductora soy yo prefiero sintonizar con una emisora de noticias o de música suave ” de ascensor”, la cual me ayuda a mantenerme alerta pero no me distrae. El motivo es que escuchando música en un espacio tan cerrado me involucro con todos los sentidos: canto , sigo el ritmo o me emociona la belleza de la pieza musical. Creo que cada conductor sabe lo que le conviene para estar atenta y conducir responsablemente.

  3. Nos lo explicas muy bien Mónica. Personalmente prefiero, si voy acompañada, una buena conversación, a varias bandas, lo más entretenida posible… si además hace reir, mejor que mejor… La música la dejo para viajes bastante largos.
    Según nos comentas, al escuchar música se activa la corteza frontal y mejora nuestra capacidad de concentración, se activa la toma de decisiones y se estimula la creatividad. No obstante, en conductores noveles jóvenes la música distrae ya que no han desarrollado los mecanismos de conducción automática.
    Al leer esto me surge una duda: cuando nuestros chicos de 16-18 años nos piden estudiar con los auriculares conectados, personalmente, no les dejo. Me gustaría saber si la neurociencia avala o no, esta decisión que tomo. Gracias Mónica. Un saludo.

    1. Gracias por vuestros comentarios . Al igual que cada uno tiene su preferencia para conducir: música si/no, qué tipo, cuándo, etc., y lo mejor es lo que cada uno escoge para su conducción, me parece que con el estudio puede pasar algo similar. Habrá a algunos estudiantes a los que la música de fondo (una vez más, dependerá de volumen, ritmo, etc) les puede ayudar a centrarse y activar la atención (evitando que les distraiga el ruido del vecino de pupitre etc) mientras que a otros que les distraiga porque atraiga demasiado su atención (se pongan a cantar o a bailar por ejemplo). En fin, no quiero revolucionar ningún instituto pero, dependiendo de su madurez ¡quizás si puedan discriminar ellos mismos si les ayuda o no!

  4. Un articulo muy interesante y lo he compartido con mi hijo de 16 años. Es una batalla constante cuando va en el coche conmigo porque quiere poner su música que me pone de los nervios. Leyendo tu argumento, Monica, definitivamente me pongo mas nerviosa y ademas voy discutiendo que me distrae aun mas. Espero que con tus palabras tan sabias, quede claro que el conductor decida si hay o no música, y que música se escucha. Gracias!

  5. Después de tantos años conduciendo alguien me hizo notar una cosa singular:
    siempre conduzco con música o con la radio encendida es casi un reflejo automático, pero si estoy en ciudad intentando buscar un hueco para aparcar o si tengo que maniobrar para estacionar correctamente el coche, apago la música…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s