El cuarto de baño o ”Memento Parkinson” II

Otra actividad cargada de “Mementos Parkinson” es el lavado corporal bien sea en la bañera, ducha o lavabo/bidet. La primera modalidad, baño, me abstengo de comentarla pues hace 6 años me quedé atrapado en una bañera. Entré en»on» y mira tu por donde me quedé «of» dentro del agua. Imposible salir, hasta que vino la camarera de planta a limpiar la habitación. La escena como os podéis imaginar fue digna de sainete, por un momento me sentí Alfredo Landa, desde entonces no la he vuelto a usar de forma continuada. Sólo me doy un baño cuando tengo fiebre y estoy acompañado. Es muy importante que la persona que te ayude tenga los recursos y habilidades para sacarte de la bañera. Me centraré en los Mementos ducha. El primero de todos es la entrada y el último la salida, pues normalmente la ducha está integrada en la bañera y hay que salvar el paramento vertical de la misma. Mi consejo es quitar la bañera y sustituirla por un plato de ducha. Aquí no es como el cepillado, hablamos de otras cantidades, desde 750 € en una conocida tienda de bricolaje con nombre de paquete de tabaco rubio y origen francés, hasta el doble dependiendo de los materiales. Yo lo he hecho, tardaron 2 días, quedó perfecto y sobre todo práctico. Además de la alcachofa fija  te recomiendo instalar otra de mano para aclarados. Recuerda que hay importantes deducciones en la renta y subvenciones directas para este tipo de obras.

Ojo con los Mementos deslizamiento, vuelo y aterrizaje, no confíes en que sea suelo antideslizante y mucho menos en las traidoras alfombrillas. Para mí lo más seguro son las rejillas de madera que quedan encajadas en el plato, por lo que no se pueden desplazar y su superficie de listones impide que resbales. Pero a más a más los parkinsonitas podemos caernos en la ducha  por otra razón que vimos en mis últimos posts del año pasado: Bloqueos de la marcha, trucos y consejos: congelación de la marcha en espacios reducidos. Obviamente no me voy a extender más en estén punto, pero si que  he de subrayar una tercera ventaja de las rejillas de madera: al ser listadas tienen  rayas y se puede “jugar a quien pisa raya pisa medalla “. En los posts mencionados vienen las instrucciones de este apasionante juego.

Ojo con los Mementos deslizamiento, vuelo y aterrizaje, no confíes en que sea suelo antideslizante y mucho menos en las traidoras alfombrillas. Para mí lo más seguro son las rejillas de madera que quedan encajadas en el plato, por lo que no se pueden desplazar y su superficie de listones impide que resbales. Pero a más a más los parkinsonitas podemos caernos en la ducha  por otra razón que vimos en mis últimos posts del año pasado: Bloqueos de la marcha, trucos y consejos: congelación de la marcha en espacios reducidos. Obviamente no me voy a extender más en estén punto, pero si que  he de subrayar una tercera ventaja de las rejillas de madera: al ser listadas tienen  rayas y se puede “jugar a quien pisa raya pisa medalla “. En los posts mencionados vienen las instrucciones de este apasionante juego.

Las buenas son las de madera de teca, pero su precio es elevado.  La famosa tienda on line de “los del río” las venden a partir de  80 € hasta 171,06 €, evidentemente no están al alcance de todos los bolsillos. Yo las tengo de pino tratado desde hace 10 años, no lucen como el primer día pero siguen cumpliendo su función perfectamente. En madera de bambú sólo cuestan 28,49€ . Para una mayor seguridad recomiendo la instalación de asideros, o mejor barras de agarre atornilladas a la pared, pues encontraréis con fijación ventosa, pero sólo sirven para paramentos muy específicos: no rugosos, ni porosos (mármol), ni vitrificados…

Los dosificadores de jabón y champú de pared nos evitarán el difícil  “Memento” del tapón de rosca que veíamos en cepillado de dientes. Ya sólo le quedan a Pepito grillo 2 barreras para finiquitar el Memento ducha: el enjabonado y aclarado de espalda y pies, solución: cepillo de mango largo, llegas a todos lados, con paciencia y agarrándote a las barras, pero llegas. Falta el peor de todos: el secado. Yo tengo un truco que no me ha fallado hasta ahora y es secarme con 2 toallas: la primera es la toalla normal de ducha, la ingobernable toalla de baño. Con dificultad logro colocarla sobre la espalda, en concreto sobre mi pronunciada joroba que de ahí no se cae (alguna ventaja teníamos que tener) y enrollarla al tronco. El resto del cuerpo lo seco con una manejable toalla de bidet, sí de las pequeñitas, que son muy manejables. “Niquelao”!

Por último de los escatológicos Mementos WC, sólo me voy a fijar en uno, pues el tema da para otro post. Me refiero a la ascensión  a la vertical: como levantarse de la taza, porque parece que tiene imán y no hay forma humana de vencer la gravedad. Cuando viví en Alemania descubrí que la altura de la taza, así como el bidet era 15 cm más alta que la española y yo que soy alto me adapté enseguida. Al volver a España y reformar mi casa lo tuve en cuenta y no puedo estar más contento de esa decisión. Esos 15 cm son la diferencia entre poderte levantar o quedarte peleando con el imán. Evidentemente esto se puede hacer de obra cuando empiezas desde cero, en otro caso el coste es muy elevado. Por un precio muy económico “los del río” en su tienda on line ofrecen un asiento elevador WC desmontable a partir de 19,66 €.

El inconveniente de estos elevadores es que estrechan la entrada del inodoro, pues no se puede levantar la segunda tapa y te obligan a sentarte para orinar a no ser, lo diré en términos de tiro de artillería para no resultar ordinario,  que tengas una “rosa de tiro” precisa y poco dispersa que no suele ser el caso a juzgar por el estado de los servicios públicos en este país.

No penséis que los romanos eran unos cenizos, al revés, su filosofía era Memento vívere, acuérdate de vivir, como prueba nos ha quedado muchas citas pro vívere, como el famoso Carpe Diem de Horacio.(Literalmente: coge el día, es decir aprovecha el momento)

Y como decía mi abuela gallega aún más pragmática: “¿Para qué quiero mis bienes?, para remediar mis males”.

Javier  Freundlich

Fotografías: + Victor Bautista, Wellington´s Arcade, Flickr.

4 comments

  1. para los dientes olo mejor es el cepillo electrico soy odontologo
    para parerce de la taza del baño coloque los
    as piernas y pies a los lados

Responder a Susana Cancelar respuesta