Rehabilitación no tradicional

Para quienes padecemos una enfermedad crónica y degenerativa, la rehabilitación es una necesidad tan importante como la medicación. Dedicar un espacio temporal (y físico, si es posible) diario a mantener nuestra capacidad funcional es decisivo en la evolución o, mejor dicho, no evolución de nuestra enfermedad. Pero la realidad es que esa constancia a veces se ve mermada por el aburrimiento y falta de motivación.

No soy experta en fisioterapia ni logopedia, en realidad no tengo idea más allá de lo que observo a los profesionales que trabajan conmigo, pero sí he trabajado años en el campo del desarrollo de habilidades y desarrollo motivacional y todo aquello que se repite sin incorporar elementos de novedad, sorpresa o incentivo se acaba abandonando.

relay-race-655353_640El cerebro es extremadamente condicional y sólo repite aquello que tiene consecuencias y cuando esas consecuencias no son inmediatas o muy evidentes, tiende a abandonar la tarea. Quienes practican deporte asiduamente reciben un refuerzo que el propio organismo produce, endorfinas. Las endorfinas son liberadas con la práctica deportiva rutinaria y generan una sensación de satisfacción, incluso felicidad, creando dependencia en el organismo. Actúan como elemento motivacional fisiológico, como ocurre con la alimentación (comer produce satisfacción), de lo contrario el ser humano hubiera muerto de inanición.

Pero, desgraciadamente, la rehabilitación requiere de una constancia y resistencia consciente, cuyo refuerzo no es otro que evitar un deterioro mayor. Por lo que hasta que no se abandona y se observa la involución corporal no es evidente lo necesario que es practicar cuanto nos han enseñado.

Sin ánimo de menospreciar el trabajo de rehabilitadores tradicionales, más al contrario, pues ellos mismos son conocedores de estos factores motivacionales, es interesante incorporar a las prácticas rehabilitadoras técnicas “diferentes” que susciten la curiosidad, incorporen retos y despierten el interés por practicar nuevas estrategias. No es pretender ser excéntrico, pero sí “probar” cosas diferentes y dar oportunidad a nuevas sensaciones.

Así, yo me voy permitiendo incorporar a mi rehabilitación “excentricidades” que van dando motivo para continuar con mi rehabilitación y me permito compartirla con los amigos de Neurofriendly.

Por un lado, podemos incorporar a nuestras sesiones de rehabilitación,  terapias propiasman-2396320_640 de culturas orientales como Shiatsu, Reiki, Yoga,  Tai Chi o Chi Kung, encaminadas a movilizar el cuerpo en sintonía con la mente, la naturaleza y las emociones, y que son además prácticas adecuadas para todo tipo de personas, sea cual sea su edad o condición. Estas terapias producen una sensación de bienestar y paz interior muy satisfactorias y permiten al cuerpo estirar la musculatura y sintonizar con el movimiento natural de la tierra. Estas terapias permiten canalizar la energía vital y mediante el trabajo corporal se envían mensajes al cerebro para la sanación o, al menos, son un freno para la evolución de síntomas como la rigidez corporal.

En el mismo sentido que lo anterior, otras estrategias que ayudan indudablemente al mantenimiento del equilibrio corporal y emocional son la relajación y la meditación. Así, prácticas de Mindfulness (atención plena, como vimos en el post de empezar el año buenaMENTE), Hóponopono, Reiki, meditación consciente o incluso hipnosis, son maneras de lograr comportamientos saludables para encarar nuestra enfermedad, tanto para nosotros como para nuestro entorno, especialmente nuestros “cuidadores”. El componente emocional es trascendente en la vida de un enfermo crónico y su entorno, en realidad en todo el mundo es importante, pero en nuestro caso es crucial. Lo que pensamos, lo que decimos, o lo que nos decimos a nosotros mismos debe ser coherente con lo que deseamos sentir (programación neurolungüística), evitando pensamientos negativos o verbalizaciones pesimistas evitamos esas sensaciones. Vivir aquí y ahora (atención plena), el pasado y el futuro no existen, por lo que pararnos a sentir el presente, trabajar este momento llegando a la paz y la armonía del momento actual es nuestra única tarea. Disfrutar de cada pequeña cosa y despistar los sentimientos y mensajes negativos que se producen a nuestro alrededor.

Nunca más decir:

no me da la vida”,

y decir más:

puedo con ello”

Es importante también que los medios que utilicemos en la rehabilitación sean innovadores y utilicen las nuevas tecnologías, especialmente cuando trabajamos con niños o personas jóvenes, aunque muchos ancianos disfrutan ya de dispositivos móviles. Así utilizar tecnologías de realidad virtual o realidad aumentada ofrece un campo infinito de investigación para la rehabilitación. En este sentido trabajan investigadores en neuro-rehabilitación como el caso del Método Foren, implementando desarrollos de realidad virtual para la rehabilitación de personas con daño cerebral severo (metodoforen.com) o el Robot Social, diseñado para el desarrollo de habilidades sociales en niños con síndromes del espectro autista.  Pero quizá no haya que ir tan allá y es suficiente una WII para practicar ejercicios rehabilitadores, cantar Karaoke, practicar en la bolera….

family-2432568_640

Siendo sencillos, prácticos y domésticos también se pueden desarrollar técnicas de rehabilitación con lo de toda la vida: Cantar, leer en voz alta, bailar, hacer puzzles, construcciones o mecanos, resolver acertijos y adivinanzas, cocinar, pintar, hacer manualidades,……Nuestros hijos, nietos o sobrinos son aliados perfectos para engancharnos para JUGAR…….o escribir, como estoy haciendo yo ahora, para mantener mi mente despierta y en coherencia, mover las manos, practicar la escritura manual y el teclado y conectarme con el mundo.

A mis queridos médicos, enfermeras y rehabilitadores, fisios y logopedas, GRACIAS por enseñarme a buscar alternativas, a ser curiosa y a volverme protagonista y responsable de mi cuidado y mi salud.

Firmado por Marta Val 

 

Fotos de ThomasWalters, fsHH y aandreas en Pixabay

5 comentarios en “Rehabilitación no tradicional

  1. Gracias Marta, es muy acertado todo lo que aportas,,y como aportación personal el método Feldenkrais (movimiento consciente) creo que puede ser muy adecuado, yo solo lo he practicado unas cuantas veces y me pareció mágico …ahora el yoga ,,la meditación y bici estática son mis pequeñas aliadas,,,,y fisio claro,,,saludos y mi agradecimiento

  2. ¡¡Marta me ha encantado tu post!! Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Mi más sincero reconocimiento al camino que has hecho y a la cantidad de herramientas que has integrado que como bien dices están a disposición de todos y nos ayudan a llevar una existencia más plena y justa. Todo lo que relatas tiene mayor resonancia cuando hay que convivir con una o varias enfermedades crónicas y son “pequeñas felicidades que suponen victorias en la existencia de cada dia”.
    Mil gracias

  3. Fenomenal , Marta, nada como aplicar la creatividad a la rehabilitación. Véase el post sobre la creatividad y el cerebro. Sea cual sea la enfermedad que se padezca lo importante es una actitud positiva y vital. Aunque cueste. Hay que ejercitar la mente , ( mens sana…), para ayudar a nuestro “corpore” a mantenerse lo más activo y sano posible a pesar de las limitaciones impuestas por la enfermedad. Sobre todo mantener a raya el pesimismo. y poner todo de nuestra parte para seguir teniendo la mejor calidad de vida posible.

  4. Gracias a todos por vuestros comentarios. Al final, en la variedad está el gusto y en la rehabilitación no puede ser menos…. Ánimo a todos y a no parar nunca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s